¿Por qué necesitan las startups un programa de Compliance?

Artículos

Estas empresas emergentes tienen como objetivo un crecimiento rápido. Un programa de cumplimento normativo da la posibilidad de crecer de manera sostenible.

Las startups o empresas emergentes son aquellas que se crean con el objetivo de un crecimiento rápido y para lograrlo se basan en la innovación y la tecnología. Estos objetivos y las fases que experimentan las hacen diferentes al resto, aunque como cualquier otra compañía está expuesta a los mismos posibles problemas.

Las startups son una de las muestras más representativas de los nuevos emprendimientos empresariales. Como todo proyecto y por las características que le hacen tomar el nombre de empresa emergente tiene una serie de fases.

Fase de semilla: Aquí se busca la idea y cómo ponerla en marcha. Búsqueda de información, asentar las bases legales de la empresa…

Fase temprana: En este periodo se comienzan a medir los primeros pasos de la empresa, cómo va evolucionando y se recoge el feedback de los primeros clientes y las métricas para seguir desarrollando y modificando el producto o servicio.

Fase de crecimiento: En esta fase la empresa ya ofrece unos beneficios estables y puede ir creciendo en personal.

Fase de expansión: Aquí ya se alcanzan grandes acuerdos de financiación y la empresa empieza a cruzar fronteras físicas y/o de mercado.

Fase de salida: No es una etapa obligatoria, pero aquí una vez alcanzado el éxito se vendería la startup. Se puede hacer a través de tres vías: la venta de las acciones de los fundadores a otra compañía, la adquisición por parte de una gran empresa, o gracias a una Oferta Pública de Venta (OPV).

Ventajas que aporta el compliance a las startups

Las ventajas son las mismas que para todas las compañías, puesto que, aunque sea un tipo especial de empresa, las startups también pueden ser responsables penales de cualquier delito que pueda cometerse. No obstante, algunos beneficios son especialmente atractivos para estas empresas por sus características y sus fases de maduración.

-Un requisito cada vez mayor para las grandes empresas es que sus partners o las startups en las que van a invertir tengan un programa de compliance. Entre los muchos beneficios que otorga un programa de cumplimiento, éste puede resultar especialmente tentador para las startups que necesitan grandes dosis de inversión para ir creciendo y logrando objetivos.

-El entorno de las tecnologías de la información y la innovación cambia constantemente. El compliance garantiza que la empresa se mueve en todo momento en el marco de la legalidad, aplicando todas las normativas vigentes y las que vayan saliendo. En las primeras fases es fácil que los creadores presten atención a otros aspectos, el plan de compliance les asegura que los pasos que van dando son correctos y la empresa crece de una manera sostenible.

-Al igual que en cualquier compañía, las startups también son susceptibles de cometer irregularidades. Contar con un programa de compliance atenúa la responsabilidad adquirida desde la entrada en vigor en 2010 de la responsabilidad penal en las empresas.

Suscribirse al blog

Últimos Posts

Menú