Un plan de igualdad en los concesionarios, la vía para adherirse a los PERTE

Artículos

Los PERTES (Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia) son proyectos estratégicos para la Recuperación y Transformación. Se trata de planes coordinados desde el Gobierno Central de carácter estratégico con gran capacidad de arrastre para la economía española y que tienen como objetivo desbloquear la burocracia del Estado y favorecer la colaboración público-privada en el ámbito de la ejecución de políticas públicas.

En este sentido, el primer PERTE aprobado es que el confiere a la industria del motor, ‘Automoción verde y conectada’. La dimensión de este sector en nuestro país es elevada, representa el 10% del PIB y por tanto no es de extrañar que haya sido uno de los primeros escogidos.

De la misma manera que las empresas que quieran acceder a los fondos Next Generation EU tiene que cumplir una serie de requisitos en sus proyectos, con los PERTES ocurre lo mismo. Los proyectos que quieran optar a estos fondos tendrán que estar asentados en los cuatro ejes de transformación digital, transición ecológica, cohesión social y territorial, e igualdad.

Los planes de igualdad vuelven por tanto a convertirse en la llave para acceder a estas ayudas. De este modo, la industria automotriz en general y los concesionarios en particular deberían contar con uno. Además de los múltiples beneficios que otorga el contar con un Plan de Igualdad a nivel social: asegura la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral, potencia e impulsa el talento femenino y ofrece herramientas y una estructura a la empresa para no caer en ningún tipo de discriminación por razón de sexo.

Pons Compliance ya firmó un acuerdo de colaboración con Faconauto, la patronal de los concesionarios, en 2019, antes de que comenzara la pandemia, para la implantación de planes de igualdad y diversidad en los concesionarios. Y en 2021, en el I Observatorio de la Igualdad en los Concesionarios de Automoción, elaborado por la consultora PwC para Faconauto Woman, se descubrió que más de la mitad de los concesionarios ya poseían un plan de igualdad o tenían previsto su implantación en los próximos seis meses.

Raquel Navares, directora de PONS Compliance, explica que la oportunidad que supone este plan para el sector, “estas ayudas impulsarán la transición que ya se había comenzado y además hay que destacar la idoneidad de que estas ayudas se concedan a empresas con proyectos asentados sobre las bases de la transformación digital, transición ecológica, cohesión social y territorial, e igualdad. De esta forma nos aseguramos como sociedad que avanzamos en la dirección correcta. Es el momento de continuar apostando los Planes de Igualdad para crecer”.

Suscribirse al blog

Últimos Posts

Menú